Actualidad MN

Continúa la muerte de águilas perdiceras en Cataluña por causas no naturales

La electrocución y la persecución directa causan la muerte de tres ejemplares sometidos a seguimiento telemétrico con emisores vía satélite o GSM por parte de MN Consultores

La última electrocución se ha producido recientemente a las proximidades del Parque Natural de Montsant

El pasado 30 de diciembre técnicos de MN Consultores localizaron en el término municipal de la Vilella Baixa (Priorat), en las proximidades del Parque natural de Montsant, al pie de una torre eléctrica, el cadáver de una águila perdicera (Aquila fasciata) con señales evidentes de haber sido electrocutada. El ejemplar era el macho de una de las únicas tres parejas de esta especie que nidifican en este espacio protegido, y que estaba sometida en un programa de gestión y seguimiento desde el año 2008, por el que el ejemplar se había equipado con un GPS y un transmisor de datos vía satélite, que permitió su localización.

El águila perdicera (o águila-azor perdicera) es una especie amenazada y estrictamente protegida. Es considerada además una de las especies “paraguas” de los ecosistemas mediterráneos, ya que su gestión y la protección de los paisajes de los que depende favorece otras muchas especies y hábitats y el funcionamiento del ecosistema en su conjunto. De entre todas las grandes águilas del continente, el águila perdicera es la más característica de los ecosistemas mediterráneos, motivo por el cual es un símbolo de estos territorios. Se encuentra actualmente en una situación crítica, y su principal causa de regresión es la electrocución de ejemplares en torres eléctricas de distribución, de algunos modelos específicos, y resultan especialmente graves para la población cuando afectan ejemplares adultos territoriales y reproductores, como en estos casos.

Desafortunadamente, la historia de esta pareja, conocida gracias al hecho que ha sido seguida desde el año 2000, ha sido poco afortunada a pesar de los esfuerzos invertidos en su conservación. Con recambios de ejemplares constantes y con un territorio con pocas presas, el Parque natural impulsó un programa de medidas, que se considera modélico, y que ha integrado a todos los agentes sociales. Con el apoyo científico de MN Consultores, se han ejecutado varias medidas orientadas a la mejora de la calidad del territorio, potenciando especialmente la disponibilidad de presas (palomas, conejos y perdices). Todos estos trabajos habían permitido lograr con éxito, hasta ahora, todos los objetivos de conservación planteados: la fijación de la pareja al territorio, la ubicación del sector de nidificación dentro del Parque natural y la reproducción exitosa y prolífica desde el año 2010.

Otras muertes recientes por electrocución y disparo

Este ya es el tercer ejemplar con emisor que últimamente se ha localizado muerto vinculado a programas de seguimiento relacionados con el estudio del espacio vital de águilas con problemas, a programas de mejora de la calidad de sus territorios y a la evaluación de las medidas implantadas. El año 2014 se localizó otro macho electrocutado en Gelida (Anoia), en una zona donde ya se conocían otros ejemplares de la misma pareja electrocutados con anterioridad, y en el mes de febrero de 2015, la necropsia del cadáver de otro macho en la Fatarella (Terra Alta), indicó que había sido muerto por un disparo.

Afortunadamente en todos los casos las bajas han sido cubiertas con nuevos ejemplares, algunos provenientes de poblaciones Ibéricas con excedentes, puesto que Cataluña ejerce un papel de sumidero para la especie. Aun así, las causas que ocasionan las muertes, se mantienen en muchos de los lugares del país. Las compañías eléctricas ya han corregido en zonas concretas las torres eléctricas de modelos más peligrosos, pero hace falta un esfuerzo mucho más importante, que incorpore estudios previos multivariantes y que permitan ejecutar las medidas correctoras con criterios de eficacia y eficiencia. Otros motivos de la muerte de ejemplares, como la persecución directa, sólo se conseguirán evitar con un esfuerzo pedagógico. Algunas de las sociedades de cazadores titulares de las áreas de caza donde MN ha realizado proyectos, se han mostrado siempre colaboradoras, implicadas y concienciadas con los beneficios y el interés de conservación del águila, son sin duda una esperanza para el futuro.

Fecha
Febrero 2016
Imágenes

Otras Noticias de Actualidad MN